Plaqueta y ya

Antes "Verde Plaqueta" (aunque todavía es verde); antes antes "Documentando mi pasado, pa' que haya constancia" (aunque todavía lo documento, y todavía es pa' que conste).

lunes, septiembre 07, 2009

¡Ah pero qué fin de semana! Parte I: El Pulquetour

El sábado me uní al Pulquetour de los de Pulque Nuestro, que traen un chairoproyecto verdaderamente chingón: hacer un catálogo-guía-en-línea de las pulquerías que aún quedan, descubrir las más recónditas, y compartir la experiencia vía blog. Altamente recomendado. Ya les avisaré de los próximos recorridos, pa que se arme en grande y los pulqueros se queden "de a seis" al ver a tanta gente*. Por lo pronto, les cuento de los lugares a los que fuimos ese día:

1. El gorgeo (sic) de las aves.
Leonardo Da Vinci esq. Molinos, Mixcoac
Dicen que pulquería como-dios-mandaba, pero ahora es uno de esos bares espantosos con decoración seudoméxican, calendarios aztecas, barro pintado de dorado y pósters de nalgas de mujer con el logo del Cruz Azul. Hay toda clase de alcohol barato, y áaaai tienen tantito pulque, acidón-chafón. Ese día sólo tenían un curado, de guayaba, más soportable que el blanco, pero mñeeeé.



El lugar es prescidible y aparte "caro" (40 pesos la jarra no suena costoso, pero para los estándares pulqueros sí que lo es).

2. La copa de oro.
Av. del Rosal esq. Rosa Estrella, Molino de Rosas
Cuando llegamos no había pulque, así de: Noooo jóvenes, ps no ha llegado, y quién sabe a qué hora llegue. Como si el pulque fuera un güey, como El Pulque, que es un güey. Tons nos fuimos a echar unos tacos a El Naranjito, que está justo enfrente. Cuando estábamos pagando nos avisaron que ya había llegado el pulque (la bebida, no el güey). El pulquero, un señor viejito viejito viejito y todo peloblancoarrugas y lindo y encantador, nos sirvió un pulque blanco fresco, dulce, delicioso. Ñom ñom ñom. No había curado de nada, pero no importó. Y me sentí muy pachiche al darme cuenta de que cualquier día esa pulquería cierra, porque está toda amolada y vacía y abandonada. SNIFF. Tiene su papel picado de hace años y es toda oscura y sórdida. Me encanta. Quiero volver antes de su fin.

3. La peor es nada
Av. Toluca 108 casi esq. Olivar, Progreso

Uy uy uy, qué bonito descubrimiento. Aunque llegamos todos mojados plash plash porque nos agarró la tormentón, "qué recibimiento tan cálido" tuvimos. La pulcata es de mosaiquitos beige toda ella, iluminada con focos amarillosos de pocos watts. Tiene a su pulquero bigotón y sonriente, y otro más joven con peinado de galán. El pulque blanco no lo probé, me fui directo al curado de limón, y qué bárbaro qué rico estaba, con su canelita y sabor amarguidulce. Y ni me quería ir, pero nos fuimos, porque ya había dejado de llover y había una última parada en el tour. Pero nos tomamos la foto del recuerdo:


4. Voy de pasada
Periférico casi esq. Nayarit, cerquitasss de Av. Toluca, Progreso
Esta fue la más recóndita del recorrido. Se pierde entre coches y puentes y ruido y asfalto. Pero ahí está con sus puertecitas abatibles pintadas de blanco. Creo que fue mi favorita de la tarde, a pesar de que ya me estaba haciendo pipí y no quise pasar al baño de ái porque ps soy bien pinche fresa. Tienen fotos nostálgicas, poquitas, pero lindas, algunas familiares y otras de la ciudad. Los pulqueros son extremadamente buena onda, aunque uno de bigotín ya estaba pedísimo y era muy difícil comunicarse con él, juju. Había curados de apio y de avena, buenísimos ambos. Al final, cuando ya nos íbamos y mientras yo pedía unos cuantos litros pa' llevar, se me acercó un señor y me regaló esto:



Así nomás. Pensé que me lo quería vender, pero no, y aun así le dije: No no no cómo crees, pero él insistió e insistió e insistió, y le dije: Órale pues, qué chingón, muchas gracias.

No entendí nada, pero ahora el proyecto Pulque Nuestro ya tiene mascota, y la estaremos llevando en los recorridos y tomándole fotos en cada parada. Jiji, qué cosa. Estaremos informando.

Pronto: la segunda parte de "¡Ah pero qué buen fin de semana!", que contiene HARTAS fotos vaciladoras.

*Cesarcostíticos: no empiecen. Ya sé que ustedes pensarán que gente "como yo" "no merece" ir a las pulquerías, que porque somos muy fresas y lo vemos "como una moda" y que sólo bebemos pulque "para postear en nuestros blogs" y que "por nuestra culpa" luego las pulquerías van a estar llenas de "güeyes de la Condesa". ¿Pues saben qué? OJALÁ que "por mi culpa" las pulquerías se llenen de güeyes de la Condesa, porque lo que necesitan son CLIENTES que inviertan su DINERO en SUS PRODUCTOS para que NO desaparezcan. Si prefieren que se vayan al carajo y que los pulqueros queden desempleados y que sus hijos suyos de ustedes ya no conozcan el pulque por su chairopurismo elitista, pues mejor vayanse ustedes a la vergapuntocom.

***

Cambiando de tema, pero aprovechando que ya postié, ahí les van dos cosas más:

1. En la tarde tuiteé:
Vía @gonzalopolis y Dyana me entero del primer viral de TV Azteca: http://tiny.cc/2mY9Z. ¡Es para un Keyboard Cat! ¿Quién lo hace?

Y zas que Quid pro quo (@quidproq) se aplica:


¡Bravo!


2. Me MUERO de nervios. Mañana entrevisto a Biz Stone frente a DIEZ MIL PERSONAS en el Auditorio Nacional. DIEZ MIL.

Brbrbbrr.

Ya hemos explorado el peor de los escenarios: Me pongo tan nerviosa que rompo la jarrita de agua que siempre ponen en las mesas de conferenciantes, y empieza a manar sangre de mis manos y me muero. O me caigo en el escenario. O insulto accidentalmente a Biz. O vomito de los nervios. ¿Y sería REALMENTE grave? No. Sólo lo de la jarra rota y la sangre y mi muerte, pero mñeeeeeeé.

¿Qué me pongo? ¿Tienen preguntas para él? Rólenlas.

El evento en tiempo real en el plaquetwitter.



Etiquetas: , , , , , ,

72 Comments:

Publicar un comentario

<< Home