Plaqueta y ya

Antes "Verde Plaqueta" (aunque todavía es verde); antes antes "Documentando mi pasado, pa' que haya constancia" (aunque todavía lo documento, y todavía es pa' que conste).

domingo, mayo 01, 2005

Qué Hollywood ni qué nada (post chairo)

Uno de los 5 libros que estoy leyendo (al mismo tiempo, sí, qué pinche mala costumbre) es sobre seres fantásticos de la prehispania. La mayoría están bastante chafas, especialmente los aztecas: pajarracos que presagian la muerte (uhy qué miedo), liebres más peludas de lo normal, pescados con el fabuloso poder de salirse del agua.

Pero hay algunos que están de huevos. Los mayas tienen un montón de bichos antropomorfos que hacen cosas bien gore, por ejemplo. Y lo más chido es una leyenda huichol donde los ENSERES DOMÉSTICOS cobran vida.

Tabaco con cal: 0
Peyote: 1

* * *

Actualización:

Ya terminé el libro y, aunque hay una espantosa sobreoferta de aves de mal agüero y víboras come-niños, leí de otros seres dignos de mención:

-Había un pájaro con un espejo revelador, tipo bola de cristal, en la coronilla.

-Los aztecas corrían el riesgo de toparse con una calavera de dientes castañeantes que les mordisqueaba las patas.

(Quizá basándose en esa leyenda, más adelante, el hombre blanco inventaría esta maravilla: )

-Un señor le llevaba al sol unos suculentos taquitos como tributo. Pero pasaron horas, y el pinche sol nomás no salía, así que el tipo mejor se comió la ofrenda. Y entonces que el sol se emputa y lo convierte en esqueleto de pajarito, ¡ámonos!

-Kizín era un monstruo cuyo mayor fechoría consistía en sabotear la cocción de los frijoles.

-Había un duende que gustaba de entrar en las noches a las casas pa' sabrosearse a los jovencitos y jovencitas (sabrosos y sabrosas). Éstos, temerosos del cochambroso invasor, se ponían los huaraches en la cabeza (¿¿??).

18 Comments:

Publicar un comentario

<< Home