Plaqueta y ya

Antes "Verde Plaqueta" (aunque todavía es verde); antes antes "Documentando mi pasado, pa' que haya constancia" (aunque todavía lo documento, y todavía es pa' que conste).

jueves, julio 07, 2005

Todo ya no es tan extraño

Mi computadora revivió, así nada más. Con el corazón palpitante hice backups de las cosas de vida o muerte, antes de que se le ocurriera desconchinflarse otra vez. Luego, cuando vi que todo seguía normal, quemé también las de ni-vida-ni-muerte, así que ahora tengo respaldo hasta de las fotos de mis chanclas de pie de hule y de las rolas de Los Panchos. Pero todavía no le pongo internet, porque eso implica hacer hoyos en la pared, y ps no los he hecho. (Qué emoción, qué interesante, se morían por saber). Ahora uso la de mi mamá, aunque me tengo que levantar temprano para poder ocuparla sin que se susciten peleas familiares (salimos de un problema territorial para volver a uno más grave: el de la computadora).

Sigo sin cortineros, pero colgué una falda chaira en la ventana mientras. Sigo sin luz suficiente para usar el microondas, pero ya tengo gas, y he vuelto a la práctica prehispánica de calentar el agua en la estufa. Sigo sin hablarle a los vecinos chairos, pero la perra lleva dos días metida aquí y ya hasta le compramos Dogcháu y un platito pa'l agua (que claro, sigue prefiriendo la de los baños). Y así.

Lo que sí es emocionante es la cantidad de bichos que hay. Tengo tantas cochinillas paseándose por las alfombras que si las capturara podría fabricar litros de pintura roja (¡como nuestros antepasados aztecas goeeeei!), tan difícil de conseguir, y que ni Comex ni Fester manejan. También hay tijerillas pa' aventar pa' arriba. El primer día me espanté y dormí tapándome los oídos. Ya después leí que es un mito eso de que entran a tu canal auditivo para comerte el cerebro, y que lo más que te pueden hacer es pellizcarte tantito con sus pinzas. Y qué les voy a andar teniendo miedo, cuando pululan arañas de todos colores y sabores, ciempiés y alacranes en cantidades industriales, además de los coge-coge del jardín y las hormigas gigantes. Siguiente paso: llamar a los güeyes de la fumigación. ¿Llegarán realmente con sus trajes tipo Cazafantasmas y sus mochilas-mangueras exterminadoras?

Ya me voy, mi mamá ya despertó. Próximamente: fotos de mi perra adoptiva y de los alacranes que viven en la regadera. Hermoso zoológico.

24 Comments:

Publicar un comentario

<< Home