Plaqueta y ya

Antes "Verde Plaqueta" (aunque todavía es verde); antes antes "Documentando mi pasado, pa' que haya constancia" (aunque todavía lo documento, y todavía es pa' que conste).

miércoles, noviembre 03, 2004

Día fatídico

Me desperté con toda la intención de, por primera vez en mi vida, ir al gimnasio. Sí, así, de plano. A una sesión de spinning. Tons me puse mis pants y me presenté, a las 7 de la mañana, ante el glorioso "Sports Gym" (así se llama, y el letrero tiene unas pesitas dibujadas bien cotorras). Pero estaba cerrado. Completamente cerrado. Jamás volveré, ps, obviamente.

Resignada, regresé a mi casa. A esas horas, Ohio todavía era el rayito de esperanza para la humanidad. Pero un ratito después la tragedia estaba escrita. SNIFF.

¡Y todavía siguieron pasando cosas gachas! Como que quería ir a la presentación del libro de Beck, conocer a toda esa banda-bloggera, y recibir mi invitación pa' la boda. ¡Pero me quedé estúpidamente dormida! Cuando desperté, estaba toda despeluchada e hinchada y apestosa y en pijama, y era muy tarde para ponerme presentable e ir. En tan lamentables condiciones nada más era posible ir a mi pinchurrienta clase de francés, donde poco me importa que mis compañeritos digan: mírala qué despeluchada y qué hinchada y qué apestosa y qué en pijama.

Y pior ahora que mi profe sueco-franco-mexicano se retiró. La que lo sustituye es una pedagoga que imparte francés-azteca. Totopa a más no poder, burra, aburridísima. Le pregunté que cómo se decía "artesanía". Me dijo "no existe la palabra porque no hay artesanías en Francia." ¡¡¡!!! Cuando agarré un diccionario y le enseñé que, curiosamente, sí había palabra, dijo: "qué raro". ¡ARGHE! ¡Que alguien le consiga marido a la tonta-tontísima, para que así se quedé encerrada en su casa limpiando el piso!

¡Y no sólo eso! El viernes se publicará, al fin, mi columnita reseña-libros. Pero mis textos originales no cupieron, y hubo que tasajearlos. Es muy triste, oh, muy triste, porque me gustaba tanto mi aliteración sobre Fernando del Paso, y el veneno desplegado contra una mujerzucha sufrida, y ps la García Márquez no me gustaba pero igual ahora me gusta menos. Y, y. Además yo quería que la columna se llamara "libro manchado de aguacate", pero no. Y, y, y.

Y tengo tarea talachera aburrida. Me voy, me voy a leer fotocopias. Sniff.


14 Comments:

Publicar un comentario

<< Home