Plaqueta y ya

Antes "Verde Plaqueta" (aunque todavía es verde); antes antes "Documentando mi pasado, pa' que haya constancia" (aunque todavía lo documento, y todavía es pa' que conste).

lunes, noviembre 01, 2004

Más sobre trastornos del sueño

Mi infancia estuvo plagada de pesadillas. Que si el mural en la pared, que si las fiebres altísimas por estar gripienta el 70% del tiempo (desde temprana edad mi abuela se encargó de estupidizar mi sistema inmunológico: me abrigaba en exceso -recuerdo en particular una chamarra, confeccionada por ella misma a partir de una cobija, que era TAN gruesa que en el kinder me hizo perder el equilibrio: caí de bruces en el pavimento y me raspé todititita la cara- y me ponía triple par de calcetines), que si los terroríficos capítulos de Los Pitufos o las secuelas de Freddy Kruger.

Ya más crecidita, fui sonámbula. Dice mi mamá que me de repente me aventaba unos choros muy elocuentes, aunque fuera de la realidad. Y que me daba por agarrar al gato y quererlo llevar a otros lados. Cambiar cosas de lugar, y así.

Por lo menos no me salía de la casa a media tormenta de nieve, como Heidi. Tampoco creía que había bombas bajo mi cama (¡terrorismo!), como Pisanty.

En la prepa desquité todas esas noches de mal sueño: la mayor parte de mis horas de clase las viví en mi casa, enroscada en mi camita.

Y hoy en día soy virtuosa: puedo despertar a las 4:30 de la mañana sin problemas. Ah, pero no importa qué pase, sigo llegando tarde a mi clase de las 7.

8 Comments:

Publicar un comentario

<< Home