Plaqueta y ya

Antes "Verde Plaqueta" (aunque todavía es verde); antes antes "Documentando mi pasado, pa' que haya constancia" (aunque todavía lo documento, y todavía es pa' que conste).

miércoles, agosto 18, 2004

La película de Denzel Washington.

¿Qué es TAN en serio como-película-de-Denzel-Washington? Ps una película de Denzel Washigton (*abucheo de salón de primaria cuando alguien sale con cualquier chabacanería*).

[paréntesis para la palabra chabacanería: Word me la dio como sinónimo de perogrullada, y me gustó un chingo. Veamos qué dice el DRAE:

chabacanería.
(De chabacano).
1. f. Falta de arte, gusto y mérito estimable.
2. f. Dicho bajo o insustancial.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados]

Ah, sí, pero la película de Denzel Washigton. Noh, es que Hombre en llamas está TAN en serio que resulta cotorrísima. Denzel es "mui tremendou guarhda-espaldhas qui hablah un poquitou di espaniol, durou e incommobiblei", quien, al final, se revela como poseedor de un corazón pachoncito (*aaaahh* de ternura).

[paréntesis: convoco a todos a determinar la onomatopeya correcta para ese "aaaaaahh", ya saben, el que hace la gente en el cine u otra situación social cuando ve algún perrito, cotorrito o cría humana muy "tierna" (como chayote o coliflor).]

Es un deleite ver la imagen de la Ciudad de México que Tony Scott tiene en la cabeza. Es un mundo patas pa' arriba, donde todos están perpetuamente escuchando mariachi, y hay organilleros -entre semana- en la Condesa. Se celebran raves candentes en el Cine Ópera (¡aquí por mi casa, eeh!) donde todos ovacionan a Denzel Washigton (disfrazado de jJjjjJjoven en onda, con un paliacate en la cabeza y una playera sin mangas de calaveritas) cuando se pone a dar balazos e incendia el lugar. (Y después de semejante desmadrote: corte a: día siguiente, soleadito, exterior casa de Las Lomas.) (O bueno, no sé si sea esa la escena que sigue. Lo aclaro pa' que no me señalen como mentirosa los que sí se fijaron.)

En el mundo Ciudad-de-México-Tony-Scott, del que habla tan románticamente en las entrevistas (recuerda a Bob Ross hablando mientras pintaba sus chulos paisajes), los funcionarios públicos "misteriousament habla con accentou, inclusou cuandoh dice shingaitumader". También son todos devotos a la Virgen de Guadalupe, la mencionan ante la menor provocación. Ah, qué latinos estos. Chupan Corona (la cerveza es) hasta en la oficina. Hay putas-bien-pichis-feas en pleno Paseo de la Reforma, ahí donde ya Slim sembró florecitas. Los niños van a una escuela que, en realidad, es un museo. Y los hay de chile-mole-y-pozole, todos hechos bolas en el ficticio colegio de socioeconomía indefinida (ps sí, que es un museo, ¿no les digo?).

¿Y quién es ese, el hermano del malo? ¡Hey! ¡Él no es mexicano! ¡Es brasileño! ¡Yo lo vi en Ciudad de Dios, Carandirú, y todas las pelis brasileñas que han pegado! ¡No pretendan engañarnos! ¡Fuera extranjeros del elenco! Ejem, claro, que la reportera estrella del Reforma "entrevistah a todous con cantaditou" y le dice "tuh y io sólou cohimos" al de la AFI (que habla igualito que ella, pero con construcciones gramaticales todavía más locochonas). Pero cuidadito, nada de portañol: por eso Gero Camilo no dice palabra en toda la película.

Ah, pero que viva Chucho Ochoa.

8 Comments:

Publicar un comentario

<< Home