Plaqueta y ya

Antes "Verde Plaqueta" (aunque todavía es verde); antes antes "Documentando mi pasado, pa' que haya constancia" (aunque todavía lo documento, y todavía es pa' que conste).

jueves, agosto 12, 2004

Misterios en las clases de idiomas

A la hora de estudiar lenguas extranjeras, nadie tiene senos, ni trasero, mucho menos genitales. A veces hay algún osado que pregunta cómo se dice "pene" y/o "vagina", y hace que el profe se ponga de colores. Recuerdo el escándalo generalizado y las risitas mal disimuladas en mi clase de francés cuando Ruy, especialista en incomodar oficinistas, añadió a la descripción de su mujer ideal "les poitrines ni trop grandes ni trop petites" (o sea, que ni muy pechugona ni plana tampoco).
En mi libro de francés viene un esquemita que indica hasta cómo se dice pestaña o uña. "C'est l'ongle de Pierre Vincent", "il à des cils noires". Mais de son pénis on ne sait rien.
Sin embargo, lo "prohibido" siempre es lo primero que circula clandestinamente entre los alumnos. Yo, que no sabía decir más que "yo no soy una manzana" en alemán, sí conocía un montón de mentadas de madre (empezando por una precaria traducción literal que era algo así como "fick deinen mutter".) En la secundaria, cuando andaban por ahí los franceses del intercambio, "voulez vous coucher avec moi?" era la frase en boca de todos, con pronunciaciones bien locochonas.
Y yo entiendo. Nadie quiere al comité de padres de familia prohibiendo la enseñanza del inglés en las escuelas, porque extiende la inmoralidad a nivel internacional y da a satanás nuevas armas lingüísticas para corromper a sus retoños. Por eso mejor mutilar al ser humano en los libros de texto.

11 Comments:

Publicar un comentario

<< Home