Plaqueta y ya

Antes "Verde Plaqueta" (aunque todavía es verde); antes antes "Documentando mi pasado, pa' que haya constancia" (aunque todavía lo documento, y todavía es pa' que conste).

viernes, enero 18, 2008

Ya fui a la depilación láser

No tengo las piernas calcinadas ni perdí a mi hijo.

Llegúe (impuntual) y la recepcionista estaba haciendo la limpieza. Como traía guantes de plástico (ella, yo no, cuando uso guantes siento que no escucho bien) me pregunté si ella misma sería la que tatemaría mis folículos. Pero no, luego salió otra vestida de blanco que me dijo "¿señorita De Anda?". Traía un expediente en la mano: eso le confería gran respetabilidad.

El cuartito de la mera depilación se veía bastante pinche. El recubrimiento azul de la cama-plancha tenía hoyos, como sábana de hotel de paso. El tubo de la máquina quema-pelos estaba parchado con cinta de aislar. La pared tenía manchitas misteriosas. Todo eso le restaba respetabilidad al changarro. Pero bueeeeno, ya he estado en el IMSS, nada de esto era preocupante para mí.

Al fondo sonaba el Huapango de Moncayo: el soundtrack perfecto para una depilación.

No, ya, en serio, ¿quién musicaliza un centro de depilación con el Huapango de Moncayo?



Sustituyan las imágenes de monografía por una enfermeras quemándoles los pelos a unas inocentes damiselas con esta máquina:

Pfffff, qué buen video.

Bueno, ya, la depilación. ¡Ni duele nada! Bueno, de repente sí, en los muslos sobre todo, pero naaaada que no puedas aguantar fácilmente. Y por ahí coincido con Anais: las axilas son la muerte, pero como es bien poquita piel es una muerte que no dura más de 20 segundos. Estoy contenta tras esta primera sesión, y si ya estuve peluda 24 años de mi vida, ¿por qué no habría de estarlo un añito más, en lo que terminan de darme citas? Porque no mamar, qué popularidad, desde que bajaron los precios toda la ciudad se está depilando, la industria del rastrillo rosita morirá pronto.

Pinche changarro de depilación, debería darme el servicio gratis con la publicidad que le estoy haciendo en éste, su blog de confianza.

***

Y hablando de publicidad, no dejen de ir a la que promete ser, ya desde ahorita, la mejor fiesta de 2008:



Es la fiesta de cumpleaños de Jorge Pedro. La el año pasado fue lo mejor. ¡No falten!



Etiquetas: ,

51 Comments:

Publicar un comentario

<< Home