Plaqueta y ya

Antes "Verde Plaqueta" (aunque todavía es verde); antes antes "Documentando mi pasado, pa' que haya constancia" (aunque todavía lo documento, y todavía es pa' que conste).

martes, diciembre 25, 2007

Qué bueno que sí tengo lectores y que este post sí existirá

Sigo jueras de la ciudad. Lo sorprendente es que no la extraño. No, no lo digo en el tono de "el estrés chilango me mata, además la gente es horrible, amo todo lo que esté jueras del DF porque es otra cultura" (como ya había mencionado, amo la expresión "es otra cultura"). Pero sí me la estoy pasando muy muy muy bien y casi casi que por primera vez en mi vida NECESITABA vacaciones para no volverme realmente loca, entonces ya ni la playa me parece tan mala idea.

Bueno, ya, fotos:




1. Por acá existe una gran cultura de los libros. Tanto, que la costuración de los mismos es equiparable con los procesos de reparación que en otros lugares materialistas -como el maléfico DF- le son dedicadas a objetos tan banales como los zapatos.

Y todos sabemos que un libro con suela de tenis y cierre para mochila es invaluable.




2. ¡Luces circulares!




3. Y yo que acababa de ir al peluquero. Ni modo.




4. Yo ya fui a vender todo mi oro.





5. Hay salchichonerías con nombres muy chairos, donde venden carnes frías con cara y pies que ni los negros se quieren comer.






6. Aquí nada detiene a los que quieren preparar ricos postres: hasta de las ferreterías salen reposteros calificados.




7. Comida típica I: torta con forma de ostra.




8. Bebida típica: chocolate Milo, que no ha muerto, pues sigue presente en los corazones de todos los mexicanos costeños.




9. Comida típica II: la hamburguesa preocupada y con dientes.




10. Presencia del DF. Noten que el Chilango Jr. es un güey haciendo pipí en una pared. ¿Será un mensaje de odio? ¿Todos los chilangos se hacen pipí en las paredes de provincia?




11. Superhéroe local: el niño que trepa por los muros de Chichén Itzá.



12. Los señalamientos viales con muñequito tienen la cabeza más chiquita de lo normal, como respuesta alos chistes de yucatecos cabezones. Eso es suresteños: no se dejen.




13. Más comida local: la sopa preocupada, el espresso preocupado, las malteadas equis y el changüis volador.




Bonus foto:
Me compré la versión oficial del Scrabble para jugar en los ratos de ocio. Tuve sentimientos encontrados al leer la parte de atrás y encontrarme con una anfibología bien choncha:



Es que me encantan las anfibologías, e imaginarme las fichas de algodón me da como ternura. Fichas de algodón, jijijojo.

¡PERO! Ps es EL juego de la lengua española, se supone que no debería traer este tipo de errores-adorables en la caja. Además, creo que eso se escribió en la honorable agencia para la que trabajo, jijijojo.

Ya me voy a seguir vacacionando.

Etiquetas: ,

62 Comments:

Publicar un comentario

<< Home