Plaqueta y ya

Antes "Verde Plaqueta" (aunque todavía es verde); antes antes "Documentando mi pasado, pa' que haya constancia" (aunque todavía lo documento, y todavía es pa' que conste).

lunes, diciembre 10, 2007

Ahora sí: "soy Plaqueta y fui a Sonofilia" / Guadalajara I

Me encanta ser alternativa.

Aaaaaah verdá.

¿Saben qué me cae bien gordo de estos días? Que todo mundo dice "pinche festival de gente quesque alternativa porque en realidad Björk es lo más comercial del mundo y además carísimo puros pinches burgueses dónde está lo alternativo y soy muy purista y la verga de ocho patas". ¡Pues claro que Björk es lo más comercial del mundo y blah! ¿Qué importa si vende millones de copias y playeritas y pins bajo la etiqueta de "alternativo"? Ps vende, ¿no? Ya quisiéramos todos vender así.

Ahora, el evento. Que haya sido en medio de la nada, a más de dos horas de la civilización, en un sitio inaccesible y lleno de polvo, era parte del chou. Tanta complicación no fue gratuita, de verdad estaba bien chingón el lugar, con una vista muy acá y un atardecer invernal de no mamar. Además fue en el municipio de Zapotitlán, al que declaro EL MÁS FEO del mundo (supongo que es porque aún no conozco La Piedad, Michoacán), y que cuenta con unos de los mayores atractivos turísticos del estado de Jalisco:

¡El Hotel los Picapiedra! Símbolo de nuestro México.


Ya en el lugar me dio por querer comerme una tacha, porque ps pinche alcohol carisisisisísimo de a 120 pesos el vaso de limpiapisos. Pero ps me daban desconfianza los dealers del evento, se veían poco serios. En algún momento me convidaron la mitad de un emedeemeá, pero me puso nomás tantito, como 15 minutos, háganme el favor. Por lo menos fue durante Ratatat, el momento más adecuado para brincar.

En Björk me rolaron un toque y eso sí estuvo bien bueno. Tenía como un año de no fumar, y ya se me había olvidado lo que me hace sentir: en la pachequez me dejo de hacer pendeja y empiezo a ver a la gente tal y como es, nada de diplomacia y llevarme bien con todos y el beneficio de la duda y el lado bueno, no, la mala vibra (goooooei) es mala vibra (goooooooei) y punto. Pocos se salvan de mis pachequirrayosequis.

ENTONCES fue la revelación: odio a Björk. La odio muchísimo. Me choca, me cae regorda, es una persona extremadamente desagradable, jamás podría hablar con ella porque se le nota que no tiene ni pizca de sentido del humor y seguro es del tipo de gente que no sonríe para nada y se la pasa diciendo cosas "trascendentales". Básicamente, la clase de persona que se toma demasiado EN SERIO a sí misma y entonces puaaaaaaaaj. Su pinche "grrrrracias" con mucha ERRRRRE, su pinche acento islandés fingidísimo de "casi no hablo inglés, ¿eh?", su "'hola México", ay, brbr, me ponían los pelos de punta.

Todo eso pensaba en mi pachequez mientras, ojo, disfrutaba harto del concierto como tal. Porque ps de que canta bien chingón canta bien chingón, y el chou que trae también está bien chido, etcétera. Seguiré comprando sus discos, o bueno, bajándolos de eMule, y si algún día viene al DF la iré a ver, sin duda.

Conclusión: odio a Björk, pero me gusta un chingo Björk, más que antes.

***

Ahora una probadita de las fotos tapatías.

1. La birria de chivo tatemada:

Me dio espantos.

2. Birria de chivo tatemada (detalle).

Más espantos.

3. Chamarra bling-bling:

Ahora me arrepiento terriblemente de no habérmela comprado. Era tan, tan, tan DIORO.

4. DUXY:

Pensamos que era como un OXXO, pero sólo vendían Caribe Coolers y papas Barcel. Tache para DUXY. Lo de cerveza Sol era puro adorno.

5. Educación de calidad:

¡Prepa al 2x1! Yo ya me inscribí para estudiar no tres sino seis años, ¡por el mismo precio!

6. Electronicosas:

Yo le pondría así a mi negocio. Y me aseguraría de que el gato pinto siempre posara para la foto.

7. La central de carritos de basura:


8. ¡Vamos que nos guacaree el hipopótamo!


9. Estrategia publicitaria:

Para atraer tapatíos al Museo de Cera de Guadalajara ponen la foto del Cuauhtémoc Blanco espurio. Así, todos querrán ir a escupirle, pero antes deberán pagar la entrada, ¡son unos genios!

Y el último de este post:

10. Hidalgo enojado

¡Pinches palomas, dejen mi calva en paz!



Próximamente: la historia de cómo me quedé en un hostal y decidí NUNCA volver a quedarme en un hostal; del hotel piojoso con alberca en la azotea al que me cambié; fotos del Mercado de San Juan de Dios; ¡y mucho más!*

*Me encantan las frasecitas que aprendo mientras trabajo en publicidad, ¡uf!


Etiquetas: , , ,

59 Comments:

Publicar un comentario

<< Home