Plaqueta y ya

Antes "Verde Plaqueta" (aunque todavía es verde); antes antes "Documentando mi pasado, pa' que haya constancia" (aunque todavía lo documento, y todavía es pa' que conste).

lunes, enero 31, 2005

No hagas cosas buenas que parezcan malas

Cada vez que le quito el celofán protector a un libro nuevo, lo primero que hago es acercármelo a la cara y pasar las hojas, para oler la tinta. Si yo viera en la calle a una persona haciendo lo mismo, le dirigiría una mueca de desprecio: "pinche pretencioso, no manches, ¿qué? ¿mucho culto por los libros? ¡ay sí, los libros objetos mágicos y oooooh su maravillosa poesía me entra hasta por las narices!"

Pero no, de verdad, es nomás por el olor. El otro día lo hice con el informe de la Comisión Nacional de Investigación del 11 de septiembre, ¿qué romanticismo podría haber en ese mamotreto? Igual reaccionaría después de quitarle el plástico a un libro del tarado de Hesse, por ejemplo (aunque espero que ninguno llegue a mis manos). Creo que hasta con la maravillosa obra sobre ovnis de Pedro Ferriz la apliqué: total, papel es papel y tinta es tinta, lo mismo huele rico.

Ahora, cuando vean en la calle a alguien olfateando un libro, pregunten primero sus motivos, antes de arrojarle un guijarro en la coronilla.

17 Comments:

Publicar un comentario

<< Home