Plaqueta y ya

Antes "Verde Plaqueta" (aunque todavía es verde); antes antes "Documentando mi pasado, pa' que haya constancia" (aunque todavía lo documento, y todavía es pa' que conste).

miércoles, junio 25, 2008

Variación del post de abajo pero con otra rolita

En mi espantoso viaje a Durango (espantoso por un chorro de razones que dan no para post sino para novela de tres pesos) fui a una premiación del Instituto Mexicano de la Juventud. La ceremonia era requete EN SERIO, y ps obviamente hubo "honores a la bandera", sí, como en la primaria.

Habían pasado fácil ocho o nueve años desde la última vez que había tenido que hacer la mamada esa de poner la mano como dándole sombrita al pecho mientras cantaba el Himno y observaba a unos güeyes dar vueltas por un patio cargando la bandera. Siempre lo hice con desgano, mecánicamente, ya sin cuestionarme si tenía algún sentido estar parada media hora bajo el sol por imposición de mis novios los de la SEP y mis primos los del gobierno (además de un gobierno de hace como 283327483 años). Pero para lo Durango ya era yo un "ser libre", y eso de unirme a la ceremonia sin chistar se me hacía rarísimo.

Por fortuna no era la única, algunos chairos presentes nos volteamos a ver con cara de no mames qué hacemos. Por alguna razón indefinida nos parecía humillante, una especie de regresión a los días en los que la SEP nos ultrajaba y nosotros ps ni para dónde huír. Técnicamente no nos iba a pasar nada, nadie se ha muerto de cantar la rola esa de Bocanegra y Nunó (que además yo un tiempo la traje como ringtone, sonaba bien vacilador), tampoco estábamos corrompiendo nuestros principios. O bueno, sí, porque finalmente el choucito es todo militar y ps nosotros éramos chairos, y los chairos odiamos la milicia, ps sí.

Al final, con tal de no desentonar (con la escena, la cantada no importaba), reprodujimos el comportamiento de nuestros días de infancia: mano y bracito aguados, parados todos chuecos, guashaguasheando el himno. Ash, qué incómodo.

Por eso mis hijos van a ir a escuelas chairas donde el chauvinismo de tres varos no exista, tampoco la insolación patriotera de lunes por la mañana, y en las que se aprenda a amar al país por las razones correctas.

Etiquetas: ,

49 Comments:

Publicar un comentario

<< Home