Plaqueta y ya

Antes "Verde Plaqueta" (aunque todavía es verde); antes antes "Documentando mi pasado, pa' que haya constancia" (aunque todavía lo documento, y todavía es pa' que conste).

viernes, marzo 03, 2006

Sobre el concierto de Dream Theater


Yo en mi primera fila. Pinche presumida.

Estaba tan tan TAN pinche cerca que pude darme cuenta de varias cosas:

-El vocalista, James LaBrie, no sólo tiene dos jamonsotes como piernas, sino que todo él es un embutido gigante. Dio el viejazo de manera impresionante: está arrugado-arrugadísimo y tiene como tres pelos nomás, se le asoma el cuero cabelludo como si fuera Barbie pirata del mercado de Sonora. Los pantalones que usó en la primera parte del concierto estaban llenos de pelusa. Sus zapatos eran cuadradotes, pasadísimos de moda. En la segunda parte salió con otra ropita: mezclilla y tenis, como secre que se pone panst (sí, panst y no pants, son más elegantes) y chanclas cuando sale de la oficina. En general, parece una señora, o la tía de alguien, como El Bob.

-El guitarrista, John Petrucci, está tan chaparro como Natalia Lafourcade o César Costa.

-El bajista chino, John Myung, tiene cabello de chacha (bueno, eso ya lo sabía).

-El tecladista, Jordan Rudess, desde que trae la cabeza rapada y la barbita decolorada, se ve muy sabio (Mario me lo hizo notar).

-El baterista, Mike Portnoy, es la puritititia onda. Deberían ponerlo enfrente del vocalista y de todo mundo. Lo amo lo amo, aunque en esta gira ande muy moderado con su batería de sólo dos bombos, a diferencia de la de CUATRO (enormísima mamada) que traía en la gira pasada.



Más diversión con esos del Dream-Teatro:


-Es el primer concierto de rock al que voy en el que hay un intermedio programado. Ni que estuvieran tan viejitos.

-Como los solos de guitarra del Petrucci son interminables, el vocalista tiene que hacer algo para entretenerse. Es ya tradición que, en vez de desaparecerse del escenario para ir a rascarse la barriga, se ponga a tocar el pandero. Me pregunto si no se da cuenta de lo inútil de su tarea, con el monstruo de batería que trae el monstruoso Portnoy. En el siguiente video puede observarse cuán ridículo luce el güey, allá atrás todo solito:



-De la mercancía pirata, lo mejor de lo mejor fue la siguiente playera, que no sólo era chaira-batik, sino que tenía impresas las carotas de los integrantes, aunque EN VEZ DE PETRUCCI aparece otro güey que quién sabe quién chingados es. Un fan, quizá, o el tipo que imprimió la playera buscando sus tres minutos de fama. Me la hubiera comprado, pero ps me dolió el codo:



-A los que estén suficientemente familiarizados con EL DREAM como pa' burlarse de ellos, les recomiendo esta página que me encontré, que ps está bien babosa y chistosa. También esta ridiculez: la versión Dragon Ball de los integrantes.

Y ya. Me la pasé fabulosamente, aunque no tocaron The spirit carries on, y entonces no se la pude dedicar a Alejandro por el celular. *carita triste*

33 Comments:

Publicar un comentario

<< Home