Plaqueta y ya

Antes "Verde Plaqueta" (aunque todavía es verde); antes antes "Documentando mi pasado, pa' que haya constancia" (aunque todavía lo documento, y todavía es pa' que conste).

domingo, septiembre 05, 2004

Los malos y los buenos

En mi historia de desamor, cuando de ella se habla en sociedá, "el malo" es invariablemente JC. "¡¿Pero cómo puede dejar a una chica como tú?! ¿Que no veeee?". Me imagino que allá con las amigas de la-hija-de-ya-saben-quién, "mi rival", también es el malo, y yo soy la PIOR: "yo no sé por qué no te termina de aflojar, si eres maravillosa, pero bien que anduvo con la vieja esa que es bien tonta y frívola, iugh, y además estudia comunicación." Pero en su pasada-pasada relación también llegó a interpretar el papel de "el bueno": ahí la villana era la chica pone-cuernos, según tengo entendido. Y así.
Ahorita yo también soy la mala de otra historia, uhmch, y me choca. Si el corazón entendiera de razones, no habría malos en el cuento y ya. "¿¡Que no veeee?! ¿Que no se da cuentaaaa?". Ps sí me doy cuenta, pero, pero. Me cai que si no fuera yo la infame, me uniría al coro: "¡pinche vieja pendeja!". Es más, me uno. Pinche vieja.
Perpetramos injusticias, hacemos estupideces, y alguien más nos estará aplicando la misma. Y lo pior es que todo es involuntario. La parte de la cabeza encargada-del-amore siempre anda papaloteando donde no le conviene: Ley de Murphy.
En realidad no hay buenos ni malos. Perfectamente entiendo a JC, porque no hay esfuerzo consciente que valga en eso que eufemísticamente llamamos "amor". Pinche el amor. Pinche el amor occidental. Pinche.

12 Comments:

Publicar un comentario

<< Home